Publicado: 14 de Marzo de 2017 a las 23:40

EL PELIGRO DE LAS PASTILLAS PARA ENCEDER BARBACOA


Con el buen tiempo, que comenzará en breve, siempre apetece reunirse con amigos y familiares y hacer barbacoas y pasar un buen día de campo, carne, piscina etc... pero todo propietario de mascota debe saber que un descuido puede ser fatal para su pequeño compañero.

Con este artículo queremos alarmar sobre el riesgo que existen con algunas pastillas y líquidos de barbacoa que llevan un componente tóxico y que en el caso de nuestro centro hemos podido vivir de cerca con un caso de una perrita llamada Lulu.

Lulu es una queperrita mestiza de 7 años de edad acudió a nuestra clínica presentando un cuadro convulsivo, con nistagmo* bilateral, pupilas dilatadas sin respuesta fotomotora, dermatitis necrotizante del abdomen, paraparesia*, mucosas congestivas, desequilibrio e hipertemia de 40,1ºC. Este cuadro fue agudo y sus propietarios acudieron al centro muy asustados pensando en un ataque epiléptico o algo así. Tras nuestra revisión y exploración en consulta comprobamos que presentaba taquicardia, taquipnea* y ptialismo* y diarrea, además de lo anteriormente descrito.

Una vez valorada, lo primero que hicimos fue estabilizarla, cogimos una vía, sacamos sangre, pelamos el abdomen, pusimos suero y dejamos hospitalizada. Una vez controlada desde el punto de vista convulsivo dimos un baño de la parte abdominal, ya que la piel estaba erosionada y como si hubiera tenido contacto con algo muy irritante, se caía a trozos literalmente y estaba ennegrecida.

Tras los resultados sanguíneos pudimos comprobar que su hemograma y electrolitos eran normales, pero en la bioquímica encontramos un valor renal aumentado, pudiendo ser sugestivo de un problema renal agudo, transaminasas hepáticas altas, sugestivo de un daño hepático. Comenzamos a sospechar de un tóxico, algo con lo que hubiera podido tener contacto tópico y luego al lamerse lo hubiera ingerido. Descartamos mediante pruebas de coagulación, raticidas.

Tras una anamnesis con los propietarios más tranquilos, intentamos saber lo que había hecho Lulu y ellos días previos; había salido al campo, era época de setas, pero las setas puede dar problemas digestivos y nerviosos, en raras ocasiones crearían una necrosis de la piel como la que tenía. Podía haber tenido contacto con algún herbicida pero en la zona donde la sacan es campo silvestre, ¿quién echaría algo para las malas hierbas ahí?. Seguimos indagando y preguntamos por el ocio de los propietarios, parecíamos cotillas pero era por el bien de Lulu, resulta que habían hecho barbacoa, pero Lulu nunca se acerca, ni la dan comida casera. Ellos pensaban que se podía haber quemado con las brasas pero estaban en una bolsa y en la basura. Al día siguiente el propietario nos comunicó que resulta que al limpiar la barbacoa posteriormente vió derramado el líquido de encender la barbacoa y las pastillas, una de dos o Lulu por curiosear lo tiró, o se cayó al limpiarlo y no se dieron cuenta y Lulu de alguna forma tuvo contacto con ello, seguramente de forma tópica, tumbándose en la zona y al limpiarse lo ingirió.

Tras bastantes días de hospitalización y varias pruebas según evolución y necesidades del tratamiento, Lulu mejoró, su analítica también y ahora es una perrita alegre y feliz.


Las pastillas y los líquidos de barbacoa tienen componentes tóxicos, en algunas marcas usan metaldehido, que también se usa en el veneno para caracoles y babosas, por eso mucho cuidado al realizar barbacoas, con que se realizan y evitando en todo momento que nuestros peques puedan contactar con ello, ya que en ocasiones su sabor es dulce y les puede llamar la atención y en ese caso la ingesta puede ser mortal.



  • *Nistagmo: Movimiento espasmódico involuntario y rápido de los globos oculares
  • *Paraparesia: Dificultad de movimientos de las extremidades
  • * Taquipnea: Aumento de respiraciones por minuto
  • * Ptialismo: Saliva excesiva