Las ninfas son una especie de cotorras muy inteligentes, oriundas de Australia, cuyo comportamiento tiende a ser cariñoso, enérgico y social, por lo que debes acudir a tu clínica veterinaria Entrevías Vallecas de confianza de notar algún cambio en su comportamiento. En este post te explicamos algunos de los síntomas más comunes que presentan las ninfas que están enfermas.

Debido a su comportamiento habitual, debes prestar atención a si tu ninfa se muestra decaída, silenciosa, apática y busca un rincón en su jaula para descansar o dormir en exceso. En el caso de que no se mantenga en silencio, pero sí exhiba el comportamiento anteriormente mencionado, conviene prestar atención a si el tono de su voz ha cambiado. Estas son las señales principales que te alertarán para consultar a una clínica veterinaria Entrevías Vallecas.

Otro aspecto en el que te tienes que fijar es en sus deposiciones. Las heces de estas aves suelen ser verdes y blancas, por lo que si estas adquieren un color marrón, o aparecen en ellas semillas sin digerir, esta es una clara señal de enfermedad. Es importante también que tengas en cuenta si come y bebe, pues una ninfa enferma no lo hará, sino que estará sentada en un rincón de su jaula, manifestando falta de sed y apetito, además de pérdida de su actividad habitual.

Otras señales indicativas de la presencia de enfermedad en la ninfa son los estornudos mucho más frecuentes que de costumbre, que se arranque las plumas y/o estas parezcan descuidadas y pegajosas, que respire con dificultad, si percibes que pierde peso, o si tiene secreciones en los ojos o escamas faciales, entre otras. Estos animales pueden padecer diarrea, resfriados, conjuntivitis, infecciones víricas o bacterianas, problemas con la muda o contraer parásitos tales como los ácaros y los piojos, entre otras.

En Clínica Veterinaria DContreras te brindaremos el asesoramiento que necesites.